sábado, julio 25, 2009

Tenis y el 95

Estaba reportando un 658 (hora de ir por tacos) en la radio cuando un 42 (individuo de aspecto sospechoso) tocó en el parabrisas de la patrulla.
Abrí la ventanilla y, con voz notablemente alterada, me dijo que su pareja sentimental acababa de ser víctima de un 95 (robo con violencia). Señaló a la 969 (vieja buenota), que estaba unos pasos detrás de él, en evidente situación perturbada.
Al pedir más detalles sobre el acto delictuoso, la 969 declaró haber sido amenazada con un arma punzocortante y despojada de sus tenis mientras se encontraba en una situación 69 (faltas a la moral) con su novio.
Me limité a remitirlos a la instancia correspondiente y abandoné el lugar de los hechos con el pretexto de ir a buscar al 42, pero en realidad procedí con la operación 658 que había sido interrumpida.

1 comentario:

Claudia dijo...

Mamuchis, buenisimo este cuento del tenis.... Y tambien el de la suegra... no lo tomo a mal pues yo soy una suegra en potencia... pero bien aprendiste de Terecua San...

TQM